mother and father feeding baby

La Transición de Comida Liquida a la Comida Solida

Para la mayoría de bebes, la transición de líquidos a comidas en puré es un trabajo fácil. Sin embargo, unos niños con problemas médicos, físicos, o sensibilidad a texturas pueden tener dificultades para ajustarse al proceso y textura de comer purés. Unos niños tienen dificultad con el control de la lengua a causa de músculos que son muy apretados o muy débiles. A otros no les gustan los cambios de textura y no pueden apropiadamente tolerar como se sienten los purés en la boca.

Si su hijo se niega a comer purés o constantemente siente nausea, tose, o se asfixia durante la hora de comer, aquí hay unos consejos para ayudar a facilitar la transición:

Posición Apropiada
Asegure que su hijo este sentado cómodamente en una posición donde esté bien apoyado. Si cuando se sienta esta chueco o incomodo, o si usted nota que los músculos de su hijo están apretados o tensos, su hijo se enfocara menos en comer y más en su cuerpo. Si su hijo es muy pequeño para su silla alta o se inclina a un lado, trate de enrollar cobijas de bebe o toallas y ponerlas a los lados de su hijo para ofrecerle más apoyo.

Nuevos Sabores de un Fuente Conocido
Su hijo está acostumbrado a comer de un pezón, por eso introducirle sabor, textura, y una cuchara nueva puede ser demasiado cambio en una vez. Trate de añadir un poco de puré a la leche o formula en su biberón para que su hijo pruebe el sabor nuevo. Si hijo también podría ser receptivo a probar un sabor o textura nueva cuando se les da un poco en el exterior del pezón. Unte un poco de la comida en puré en el pezón para que su hijo la pueda probar.

Liquido en la Cuchara
La misma idea de familiaridad aplica cuando le está introduciendo la cuchara a su hijo. Si su hijo está teniendo dificultad acostumbrándose a este método nuevo de comer, ofrezca líquidos de sabores conocidos, tal como jugo o formula, en su cuchara. Ya que su hijo se vaya acostumbrando a la cuchara, gradualmente cambie a texturas mas espesas. Otra cosa que puede hacer es darle a su hijo una cuchara seca y dejar que exploren y jueguen con la cuchara sin puré.

Deje Que Su Hijo Explore Texturas Nuevas
Su hijo quizá necesite un poco de tiempo para investigar el solo la textura nueva y el método de comer. Trate de poner puré en la charola de su silla alta y anime a su hijo a tocarlo y acercar sus manos a la boca para probarlo. También puede poner un juguete en el puré y dejar que su hijo use su boca para explorar el juguete mientras que prueba el sabor nuevo.

Ofrezca Opciones
Cuando le da opciones a su hijo, puede naturalmente decidir cuando es tiempo de hacer la transición. Ofrezca ambas la mamila y la cuchara a la hora de comer y ponga atención a la reacción de su hijo. Un niño se puede sentir asustado o intimidado cuando hay una pérdida de control. Estos sentimientos pueden hacer la reacción de su hijo a nuevas comidas y texturas peor.
También es importante recordar que cada comida en puré nueva se debe de introducir sola con tres a cinco días entremedio de la introducción de cada comida. Esto le ayudara a determinar si su hijo tiene alguna alergia o reacción negativa a cierto tipo de comida.

Si ya ha tratado varias tácticas al paso de su hijo y aun está teniendo resistencia a la transición, consulte con su pediatra. Podrían referirlo a un especialista de la alimentación o un Patólogo del Lenguaje y Habla. Pueden trabajar juntos para encontrar el problema y crear una hora de comer más disfrutable para su hijo y toda su familia.

¿Hay algunas tácticas que usted ha tratado y han funcionado que le han ayudado con la transición a comida colada para su hijo? Si si, animamos que lo comparta aquí:

Delaney, Tracy A., Ph.D. and Marsha Dunn Klein, M.Ed. Feeding and Nutrition for the Child with Special Needs. San Antonio: Therapy Skill Builders, 1994. Print.

Deja un comentario