mother and daughter doing yoga, downward dog

Cinco Prácticas de Yoga Divertidas Para Usted y Su Hijo

Stephanie Sandy, Maestra Registrada de Yoga

Respiro de Conejo

Sentado derecho, o parado, mueva la nariz como un conejo. Luego tome 4 a 6 inspiraciones breves y rápidas por la nariz, y luego con la boca abierta de un suspiro largo. Repita el ciclo de 4 a 6 veces. Si practica esto para la diversión, se podrá usar con sus niños cuando están teniendo un berrinche.

Para el enfoque y concentración:

-Pose de Árbol

Yoga 2

Párese derecho como un árbol. Junte las manos, presionando una palma contra la otra. Doble una pierna y suba ese pie a su tobillo, chamorro, o muslo de la pierna en cual está parado. Enfoque sus ojos como un rayo de láser en un punto en el piso de 3 o 4 pies de proximidad a usted. Cuando se sienta listo, estire los brazos arriba sobre su cabeza, usando sus ramas para alcanzar la energía del sol. Si siente que empieza a tambalearse o perder su equilibrio, está bien, solo baje su pie, y trate de nuevo. Los árboles que se pueden doblar con el viento son los que mejor pueden sobre pasar las tormentas de la vida. Después de unas inhalaciones y exhalaciones, baje el pie, y trate con el otro lado.

Para ayudar con la digestión, el estreñimiento, y dolor de estómago:

-Aliviador de Aire

Yoga 3

Estírese a lo largo, boca arriba en el piso o sobre una cama con sus piernas estiradas y sus brazos al lado de su cuerpo. Doble una pierna, agarre debajo de la rodilla con las dos manos y acérquelo a su panza y el pecho. Respire durante unos ciclos de respiración y luego repita en el otro lado. Esto le da masaje a la panza y a los intestinos y promueve que salga el gas. Hacer una versión de esto cuando está sentado (quizá en la taza del baño) le puede ayudar a los niños cuando están estreñidos.

Para tranquilizar el sistema nervioso:
-Pose de Niño, Semilla, Piedra, Oso Polar

Yoga 4

Esta pose en yoga de niños va por muchos nombres. Empiece en las manos y rodillas. Junte los dos dedos gordos de los pies, y luego amplíe el espacio entre las rodillas. Siente las caderas hacia atrás en los talones, y deje el pecho bajar al piso. La frente reposando en el piso. Los brazos reposando al lado de su cuerpo, los hombros relajados. Respire. También puede mantener las rodillas juntas si busca ayuda para la digestión o estreñimiento.

Para una variación divertida, juegue que es un oso polar que está descansando en el hielo marino. Crea un vaso con las manos y repose su nariz negra de oso polar entre sus patas grandes y peludas, respirando el aire tibio. ¡Está completamente escondido con el hielo blanco y nadie lo puede ver! Respire y relájese.

Una práctica para relajarse a la hora de dormir y dejar que termine el día:

-Nada Amigo Nada
Yoga 1
¿Su hijo tiene un animal de peluche favorito? Con su hijo estirado boca arriba en su cama, pídale que ponga a su amigo sobre su panza. Anime a su hijo que cierre los ojos e imagine que su amigo está nadando sobre las olas de su respiración. No tiene que cambiar su manera de respirar, solo respire normal, dejando que su panza suba y baje, una y otra vez. Esto ayudara a calmar y tranquilizarlo, y ayudar a que se duerma.

¿Usted tiene algún pose de yoga favorito que ayuda a calmar o tranquilizar a su hijo?

 

Deja un comentario