Montessori beads in four different boxes

Creando un Espacio Montessori en el Hogar

Escrito por: Virginia Kamp, Maestra Principal, Penfield Montessori Academy

Imagine por un momento como se ve el mundo a un niño pequeño. ¡Ellos ven como los adultos se mueven, y todo aparenta ser muy fácil para nosotros… pero en veces para ellos se puede sentir como si todo lo que quieren explorar esta fuera de su alcance!

Creando espacios que promueven el modelo de aprendizaje Montessori para su niño pequeño o de edad pre-escolar no tiene que ser complicado ni caro. Al contrario, el meta es pensar en maneras para aumentar la independencia de su hijo dentro de su hogar.

¡Los niños están interesados en explorarse ellos mismos y su mundo!

Los niños pequeños están fascinados por los detalles diarios, así que proveer materiales simples y realistas anima su curiosidad natural. Aquí hay algunos materiales que pueden animar la exploración.

  • Cuelgue un espejo fijamente en la pared a la estatura del niño. Especialmente cuando los niños están empezando a caminar, están fascinados al observar como se mueven sus cuerpos
  • Arregle cada cuarto en cual su hijo estará para proteger su seguridad para que ellos puedan explorar libremente sin que se le tenga que siempre decir, “¡No!” Esto aumenta su confianza al dejarles saber que el área es segura para explorar.
  • Ofrezca materiales simples y reales. Recuerde que los niños valoran lo más básico de la vida igual, o aún más, que los juguetes caros o complicados. Un niño puede disfrutar de algo tan simple como usar un pincel para pintar agua en la banqueta en un día caliente y ver como lentamente se evapora. Su hijo puede buscar insectos pequeños en el sácate, rodar una pelota pequeña en varios superficies en el hogar, o ayudar a preparar la mesa para comer.

Los niños tienen más confianza cuando su ambiente está en orden y predecible.

¡Nuestros hijos están aprendiendo tanto tan rápidamente que en veces olvidamos que el mundo es un lugar nuevo para ellos! “Un lugar para todo y todo en su lugar” le ayuda al niño sentirse más seguro. Aquí hay algunas sugerencias para crear un ambiente ordenado para su hijo.

  • Saque solo unos materiales que le gusten a la vez. Puede poner tres o cuatro de las actividades favoritas de su hijo en un estante bajo para que su hijo pueda fácilmente escoger por ellos mismos con que gustarían jugar, trabajar, o explorar.
  • Tenga un lugar designado para cada juguete o material. Modele como guardar el material en el mismo lugar cuando se deje de usar, y luego anime al niño que haga lo mismo.
  • Involucre al niño a limpiar o recoger. Es inevitable que las cosas se tiren cuando están explorando. Cuando esto suceda, demuestre como se limpia, y cuando su hijo esté listo, involúcrelo para que ayude. ¡Quizá no pueda limpiar igual de bien si se tira la leche como lo haría usted, pero pronto empezaran a disfrutar de ayudar!

Los niños se sienten tranquilos cuando tienen oportunidades para moverse.

¡Los niños tienen tanta energía, y las más oportunidades que les demos para poder moverse en la casa, lo más felices que estarán!

  • Ofrezca objetos que su hijo puede manipular y cargar. Distinto a los adultos, a quienes les gusta hacer las cosas lo más rápido y fácilmente posible, los niños disfrutan de cargar el objeto más pesado que puedan, o abrir y cerrar un frasco que las causa trabajo.
  • Cuando sea posible, invite a su hijo a cuidar de ellos mismos o su ambiente. ¿Es posible que ellos se laven la cara o dientes con menos asistencia de su parte? ¿Pueden ayudar a transferir la ropa de la maquina a la canasta? Siempre asegure que los materiales que le esté dando son seguros para los niños y del tamaño adecuado para que lo puedan usar independientemente.

¿Ha creado espacios Montessori en su hogar?

Deja un comentario