young boy making mean face sticking out his tongue

What to do if Your Child is the Bully

Escrito por: Rebecca Michelsen, M.Ed., MCHES, Penfield Children’s Center

Ningún padre quiere recibir una llamada de la escuela de su hijo informándole que su hijo ha sido parte de una situación de acoso. Aun peor es descubrir que su hijo es el que está intimidando a los demás.

Como padres, es posible que instantemente pensemos, “De ninguna manera fue mi hijo – debe ver alguna equivocación.” En veces pensamos que no es gran cosa o que es solo un caso de un poco de burlas, pero tomemos un momento para definir lo que en realidad es el comportamiento intimidante.

De acuerdo al Pacer Center, es acoso si:
• Una persona está lastimando o intimidando a otra con sus palabras o comportamientos
• Se hace a propósito y sucede más de una vez
• La persona quien es acosada tiene dificultad consiguiendo que el comportamiento pare.
• Los niños quienes lo están haciendo tienen más “poder” (son mayores, más grandes o fuertes, más populares, o es un grupo de niños unidos contra alguien)

Cuando alguien trata de hacerte sentir mal de ti mismo, ya sea emocionalmente o físicamente, esto se considera acoso.
Adicionalmente, también es importante poner atención al tipo de lenguaje que usamos cuando nos referimos al acoso. Debemos de recordar que el acoso o la intimidación es un comportamiento que seguido es aprendido pero que se puede cambiar. Así que es importante decir cosas como “niño quien acosa” o “niño con comportamientos intimidantes,” porque esto reconoce que primero son niños y que este comportamiento en particular es algo secundario. Reconocer que primero es un niño les permite la oportunidad de cambiar su comportamiento en vez de simplemente ser nombrados como un “acosador” o “bully.”

Ahora que entendemos lo que es el comportamiento intimidante, vamos a hablar de cómo podemos abordar los comportamientos intimidantes de nuestros hijos.
Señas que su hijo esta demostrando comportamientos intimidantes

Cuando pensamos en una persona quien está acosando a otras, seguido pensamos en el niño grande de la clase que se enoja seguido o parece siempre estar metido en algún problema. Pero eso no es siempre el caso; los niños quienes acosan pueden ser de cualquier tamaño y venir de cualquier ambiente. Según el Pacer Center, hay algunas características que los niños quienes acosan a otros típicamente tienen. Algunas de estas características incluyen:
• Rápidamente culpan a los demás y no están dispuestos a aceptar responsabilidad por sus acciones.
• Les falta empatía, compasión, y entendimiento de los sentimientos de los demás
• Es posible que ellos mismos hayan sido acosados
• Quieren o necesitan sentir control
• Frustración, ansiedad, o depresión
• Tratan de integrarse con un grupo de personas de su edad quienes animan el acoso

Ayúdele a su hijo parar el acoso
1. Hable con su hijo. Primero hable con su hijo sobre el incidente para saber su perspectiva de lo que paso. Si su hijo trata de echarle la culpa a otras personas, recuérdele que no le interesa saber que parte tuvieron otros niños en el acoso, solo quiere saber cuál fue su parte.

Los niños no siempre entienden que su comportamiento es considerado acoso y pueden percibirlo como “solo jugando.” Ayúdele a entender lo que es en realidad el acoso y el impacto que tiene en el otro niño. Enfatice que el comportamiento intimidante no es apropiado.

2. Determine las razones por el comportamiento. Tenga una conversación abierta, libre de prejuicios, con su hijo para tratar de entender que es lo que podría causar que se esté comportando de esa manera. Puede hacerle preguntas con respeto a: cómo se siente, si hay alguien que lo está intimidando a él o ella, o si sus amigos que están demostrando comportamientos intimidantes le están presionando que lo haga también.

Asegure que el comportamiento de su hijo no es a causa de una discapacidad. Algunos niños con discapacidades se pueden comportar de maneras que son confundidas con el acoso. Sin embargo, no importa si el comportamiento es hecho a propósito o si es a causa de una discapacidad, de cualquier manera se le debería llamar la atención. Si su hijo tiene una discapacidad y está demostrando comportamientos intimidantes, quizá quiera incluir metas para prevenir el acoso como parte de su Plan de Educación Individual (conocido como IEP en inglés).

3. Enseñe empatía, respeto, y compasión. Cuando haya escuchado lo que paso de la perspectiva de su hijo, ayúdele a entender cómo se sentiría si alguien le hubiera hecho lo mismo a él o ella. Ayúdele a su hijo a recordar que todos tienen sentimientos y que esos sentimientos importan.

4. Haga sus expectativas claras y establezca consecuencias consistentes para su comportamiento intimidante. Déjele saber a su hijo que el uso de comportamientos intimidantes no está bien y que no será tolerado. Déjele saber que habrán consecuencias si el comportamiento continúa. Asegure de especificar que sucederá si continua a usar comportamientos intimidantes y asegure que la consecuencia este de acuerdo con la situación.

5. Desarrolle un plan de acción. El comportamiento se puede cambiar, pero toma tiempo y esfuerzo. Piense en su plan de acción y considere opciones que podrían funcionar para usted, su hijo, y su situación. También piense en quien más necesita estar involucrado, por ejemplo, la escuela de su hijo, el doctor de su hijo, entrenadores o profesionales de la salud mental.

6. Sea un buen ejemplo. El comportamiento intimidante es un comportamiento aprendido. Como padres, debemos recordar demostrarles a nuestros hijos el comportamiento apropiado, especialmente cuando se trata de resolver conflictos y abordar nuestros sentimientos tal como el enojo, inseguridad, o frustración.

También puede ser un buen tiempo para que examinemos de nuevo algunos de nuestros comportamientos que se pueden considerar como comportamientos intimidantes, tal como la propagación de chismes o rumores, o ser muy seco con empleados de tiendas o restaurantes. Es importante recordar que nuestros hijos le ponen más importancia a nuestras acciones que a lo que nosotros les decimos que hagan.

Recuerde, todos los incidentes de acoso se deben de tomar en serio, sin importar que tan insignificantes aparenten ser. Sin embargo, hay cosas que puede hacer para ayudarle a su hijo a cambiar sus comportamientos de intimidación y dirigir su comportamiento de una manera más positiva.

¿Cuáles son algunas maneras que ha logrado enseñarle a su hijo sobre la empatía, el respeto, y la compasión?

Recursos:
Pacer’s National Bullying Prevention Center – “¿Que Si Su Hijo es el Que Está Demostrando Comportamientos de Intimidación?” www.pacer.org/parent/php/PHP-c109.pdf
PBS Parents – “Que Debe Hacer Cuando Su Hijo es el Acosador” www.pbs.org/parents/education/going-to-school/social/what-to-do-when-your-child-is-a-bully/
STOMP Out Bullying –“Que Debe Hacer Si Su Hijo es un Acosador” www.stompoutbullying.org/index.php/information-and-resources/parents-page/what-do-if-your-child-bully/

Deja un comentario