young boy with bicycle helmet drinking water

Manteniendo a los Niños Hidratados

Cuando el clima se calienta, es importante asegurar que los niños estén hidratados. Es fácil olvidar beber el agua suficiente, especialmente cuando su pequeño está ocupado jugando afuera durante los meses de verano. También puede ser difícil saber cuánto está bebiendo su hijo, especialmente si está en cuidado de niños o campamento durante el día.

¿Cuáles son algunas señas que pueden indicar que su hijo esta deshidratado?

  • Reducción en pañales mojados. Si su bebe o hijo pequeño dura más de tres horas sin necesitar un cambio de pañal, puede ser una indicación de que necesita beber más fluidos.
  • Ojos hundidos
  • Lengua o boca oscura
  • Orina oscura
  • Nivel de energía baja
  • Llanto sin lagrimas
  • Labios secos o partidos

Adicionalmente, si su hijo se queja de sed, esto puede ser una señal de que ya está deshidratado. Si su hijo es como el mío, en veces puede ser difícil conseguir que beba lo suficiente.

Aquí hay algunas maneras astutas para conseguir que su hijo quiera beber agua:

  • Compre vasos de colores y popotes divertidos. Puede ser divertido para su hijo escoger un vaso de su color favorito y un popote torcido para beber su agua. Ver como el agua mueve por el popote lo anima a seguir bebiendo.
  • Añade hielo. Deje que su hijo le ponga unos cubos de hielo a su agua antes de beberlo (es aún más divertido si tiene moldes de hielo en figuras tal como estrellas, corazones, o animales).
  • Rebane fruta. Agregue unas rebanadas de naranja, limón amarillo, o fresa para darle un toque de sabor y color.
  • Hable con su hijo sobre PORQUÉ es importante beber agua. El agua le ayuda a nuestros cuerpos moverse rápidamente y mantiene nuestra piel saludable. Trate de relacionar el consumo de agua a las actividades favoritas de su hijo. ¿Quiere poder brincar más alto? ¿Meter el gol ganador? ¿Dar maromas más rápidas durante práctica de gimnasia? La buena hidratación es clave para lograr todas estas metas.

Mientras que beber agua natural siempre es la mejor opción, hay una variedad de maneras para conseguir que los niños beben la cantidad de fluidos que necesitan diariamente. Por ejemplo, ofrecer frutas y verduras frescas (especialmente sandia, naranjas, piña, espinaca, y pimientos) puede ayudar a aumentar la cantidad de agua que su hijo bebe, y también puede diluir sus bebidas favoritas con agua. De hecho, si mezcla mitad agua y mitad jugo, no solo limita la cantidad de azúcar que su hijo consume, si no también es una bebida refrescante que añade más agua a su dieta (¡y puede ser más emocionante que beber solo agua!).

Es importante saber que aunque es clave asegurar que su hijo este bebiendo los líquidos suficientes durante el día, otros factores pueden afectar la deshidratación, tal como alguna enfermedad o aumento de sudor. Si su hijo tiene diarrea, esta vomitado, y/o tiene fiebre, su cuerpo puede estar perdiendo más agua de lo normal. Adicionalmente, los niveles altos de calor y aumentos en la actividad física causan exceso sudor, lo cual puede rápidamente causar deshidratación. Es importante aumentar el consumo de fluidos de su hijo durante estos tiempos.

El agua es esencial para una niñez (¡y adultez!) saludable. Asegure de demostrarle buenos hábitos a su hijo y siempre trate de tener agua a la mano.

¿Cómo le ayuda a su hijo a beber lo suficiente durante el día?

 

 

Referencias:

http://www.parents.com/kids/safety/outdoor/keeping-kids-hydrated/

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/dehydration/symptoms-causes/dxc-20261072

http://www.eatright.org/resource/fitness/sports-and-performance/hydrate-right/water-go-with-the-flow

http://www.mommyshorts.com/2013/04/9-tricks-to-get-your-kids-to-drink-more-water.html

Deja un comentario