Como Prevenir la Insolación Vehicular

Escrito por: Cristina Moreno, Bilingual Outreach Specialist, Penfield Children’s Center

Mi esposo siempre ha bromeado que yo le temo a todo, y eso nunca ha sido tan verdad como ahora que somos padres. Siento que tengo temores constantemente pasando por mi mente, y aunque algunos son completamente normales, en veces mis preocupaciones persisten y pueden hacerse algo excesivo. Cada vez que mi hijo va a cualquier lugar sin mí, aunque sea solo por unas horas, mis preocupaciones comienzan de nuevo. ¿Y si su cinturón no está bien puesto? ¿Y si come algo y tiene una reacción alérgica? ¿Y si mete su dedo en un enchufe o se le cae un mueble encima? Todas estas preguntas “y si” me vuelven loca, y cuando menciono todos los “y si” posibles para cada situación, vuelvo loco a mi marido. Como madre, me doy un poco de libertad para ser algo preocupona porque, en fin, es mi deber.

Mi hijo tiene muchas personas quienes cuidan muy bien de él, pero yo sé que los accidentes pueden suceder en cualquier lugar con cualquier persona, y siento que es importante reducir los riesgos cuando sea posible. Ahora que el clima está más cálido, una de mis preocupaciones es la posibilidad que se vaya a quedar en un carro por accidente en un día caliente. La mayoría del tiempo, yo soy la que lo llevo y recojo entre semana, pero en veces va con su papa en su camioneta o sale con sus abuelos, lo cual significa que no siempre hay una rutina regular de quien lo está transportando. Aunque siento que es muy improbable que alguien lo pueda olvidar en un carro, esto les sucede a familias cada año, especialmente cuando los niños se quedan dormidos, y la insolación vehicular puede ocurrir muy rápidamente. Según varios reportes y sitios de seguridad de niños, se estima que 37 niños fallecen de insolación cada año a causa de estar en un vehículo caliente. KidsandCars.org tiene una hoja informativa que explica algunas de las razones por cual dejar a un niño en un auto puede ser tan peligroso. Según la base de datos de KidsandCars.org:
• A causa del efecto invernadero en los vehículos, las temperaturas dentro de un vehículo puede subir hasta 125 grados Fahrenheit en cuestión de minutos, aun si las ventanas están un poco abiertas.
• El cuerpo de un niño se sobrecalienta 2 a 3 veces más rápido que el cuerpo de un adulto.
• Niños han fallecido en carros calientes cuando la temperatura afuera ha sido tan solo 60 grados Fahrenheit.
¡Aprender de estos casos puede ser muy alarmante, pero la buena noticia es que estos accidentes son completamente prevenibles y el problema está consiguiendo más y más atención de parte de legisladores, fabricantes, padres, y hasta los niños! Un esfuerzo de parte de representantes de los estados de Ohio, Illinois, y Nueva York es el Hot Cars Act 2016 (la Ley de Vehículos Calientes 2016), la cual si pasa exigiría que todos los nuevos vehículos de pasajeros sean equipados con tecnología que le avisaría al conductor si un niño está en el asiento trasero después de que se haya apagado el vehículo. Otras nuevas tecnologías, tal como el app de mapa interactivo WAZE y un nuevo modelo de asiento de carro que está a la venta, le permiten programar un alerta que le recordara que hay un niño en el asiento de atrás cuando llegue a su destino o cuando apague el vehículo. Sin embargo, los aparatos tecnológicos no son la única manera de mantener a su hijo seguro este verano. He leído acerca de varias personas quienes han creado invenciones simples que pueden potencialmente salvarle la vida a los niños pequeños. Dos de estos inventores incluyen un niño de 11 años quien creó un cordón hecho de ligas elásticas que se usa para conectar el asiento de atrás con la manija de la puerta del conductor, y se tiene que desenganchar antes de salir del vehículo, lo cual sirve como recuerdo para que no vaya olvidar a su hijo, y una estudiante del cuarto grado quien hizo un aparato similar usando velcro y un cable elástico que conecta las llaves del auto directamente al asiento del niño. Ningún producto está disponible a la venta, pero fueron tan amables como para ofrecer tutoriales gratis de cómo hacer su propio. Puede acceder uno aquí. Otra solución fácil y rápida, aunque quizá no la más fiable si usted fácilmente olvida las cosas, es dejar artículos que siempre carga con usted, tal como su cartera, bolsa, o teléfono, en el asiento trasero con su hijo. Esto es solo una precaución adicional para recordarle a revisar su asiento de atrás.

Accidentalmente dejar a un niño en un vehículo durante un día caliente puede tener consecuencias muy severas. Mientras en lo que esperamos a los fabricantes de autos y asientos de autos que continúen a desarrollar esta tecnología importante, podemos al menos saber que hay maneras fáciles y económicas de asegurar que nunca se nos vayan a olvidar nuestros hijos.

¿Cómo asegura la protección de sus hijos durante los días calientes?

Referencias:
http://www.kidsandcars.org/files/2016/06/HS_factsheetRGB.jpg

Deja un comentario