dark haired boy sleeping with green comforter

¿Mi hijo está durmiendo lo suficiente?

Escrito por: Rebecca Michelsen, M.Ed., MCHES, Penfield Children’s Center

Como padres, tratamos de hacer todo lo posible para apoyar la salud y el desarrollo de nuestros hijos, lo cual incluye asegurar que están durmiendo lo suficiente. Un niño quien está bien descansado es más alerto, y tiene mejor memoria y desempeño. También son menos propensos a tener problemas del comportamiento y estar de mal humor.

¿Así que cuanto tiempo debería de estar durmiendo su hijo? La Academia Americana de Pediatría, la Academia Americana de Medicina del Sueño, y la Fundación Nacional del Sueño han creado recomendaciones con respeto a cuánto tiempo debería dormir un niño dentro de un periodo de 24 horas, basado en su edad, para poder considerarse bien descansado. Cuando calculamos el tiempo que nuestros hijos duermen, deberíamos de también incluir si duermen durante el día, porque eso tiempo es considerado como parte del tiempo total recomendado.

Lo siguiente es una tabla de la Fundación Nacional del Sueño que demuestra el tiempo de sueño que es recomendado para los niños de cero hasta 17 años. Una hora o dos más o menos que el tiempo recomendado aún se considera apropiado porque las necesidades varean para cada niño. Sin embargo no es recomendable que los niños se extravíen más de una o dos horas más ni menos del tiempo recomendado porque eso puede afectar su habilidad de poder dormir y descansar.

 

Edad Tiempo Recomendado No Recomendado
Recién Nacidos

0 a 3 meses

14 a 17 horas Menos de 11 horas

Más de 19 horas

Bebes

4 a 11 meses

12 a 15 horas Menos de 10 horas

Más de 18 horas

Niños Pequeños

1 a 2 años

11 a 14 horas Menos de 9 horas

Más de 16 horas

Edad Preescolar

3 a 5 años

10 a 13 horas Menos de 8 horas

Más de 14 horas

Edad Escolar

6 a 13 años

9 a 11 horas Menos de 7 horas

Más de 12 horas

Adolecentes

14 a 17 años

8 a 10 horas Menos de 7 horas

Más de 11 horas

 

Para poder asegurar que nuestros hijos duerman lo suficiente, aquí hay algunos consejos básicos para crear y mantener una rutina de dormir.

  1. Crea una rutina consistente y disfrutable a la hora de dormir que termina en el cuarto donde el niño duerme. Una rutina a la hora de dormir puede consistir de actividades como una comida ligera, un baño, o leer un libro.
  2. Haga el ambiente del cuarto igual cada noche y toda la noche. Mantenga la luz, temperatura, y hasta el sonido igual durante toda la noche.
  3. Paren el uso de electrónicos más temprano. La luz azul de los electrónicos, incluso las televisiones, puede aumentar su estado de alerta. Anime a su hijo a apagar sus electrónicos una o dos horas antes de la hora de dormir.

Si tiene cualquier preocupación sobre la cantidad o calidad de sueño que su hijo recibe, debería de hablar con su pediatra. Ellos le podrán ayudar a determinar si existe algún desorden del sueño o si hay alguna condición medica que afecta el sueño de su hijo.

Recursos:

Deja un comentario