Mother and daughter smiling and cooking in the kitchen

Incorporando Juegos en las Actividades Diarias

Escrito por: Stephanie Shabangu, Penfield Children’s Center y Kohl’s Building Blocks Program

¡Como padres ocupados, sabemos lo difícil que puede ser cocinar, limpiar, hacer todos nuestros mandados, y tener el tiempo suficiente para hacer lo que verdaderamente queremos, jugar con nuestros hijos! Como madre de dos niños pequeños, hay una decisión que tengo que tomar todos los días: tener un hogar limpio y hacer de comer O pasar tiempo con mi familia. ¿Pero en realidad tiene que ser así? ¿Hay alguna manera de poder hacer todo, o al menos lo más posible? Yo creo que sí. En el proceso de crear un plan para lograr esto, se me ocurrieron unas actividades que se pueden hacer durante el día para que los padres puedan jugar con sus hijos al mismo tiempo que hacen sus quehaceres.

Antes de comenzar, haga un horario. Los niños (y la mayoría de adultos) se sienten mejor cuando siguen una rutina. Trabaje con su hijo para crear un horario visual que le dé una idea de lo que puede esperar durante el día y a usted le ofrece la seguridad que podrá cumplir con todos los quehaceres necesarios. Horarios visuales sencillos incluyen fotos de cada actividad y algun clase de marcador para indicar que ha terminado con cada quehacer.

Ponga su música favorita. Recoger puede ser divertido. Cante o toque la canción favorita de su hijo y anímelo que trate de guardar todos sus juguetes antes de que se termine la canción.

Juegue baloncesto. ¿Es hora de doblar ropa? Mientras que usted dobla, rete a su hijo que practique su puntería y que aviente pares de calcetines en bola a la canasta de la ropa. Recibe puntos extra (y buena práctica para las motrices generales) si puede juntar y doblar todos los pares de calcetines.

Preparen juntos el almuerzo. Aunque se tarda un poco más preparar la comida cuando ayudan los niños, permita que ellos le ayuden con cosas que son apropiadas para su edad. Deje que escojan sus rebanadas de pan e ingredientes para un emparedado. Prepare rebanadas de carne, queso, y verduras y deje que ellos construyan su propio. Con la supervisión de un adulto, los niños mayores también pueden ayudar a untar mantequilla o crema de cacahuate en el pan, porque también es importante enseñarles a los niños como usar un cuchillo con cuidado. Anime que su hijo coma comidas saludables, puede pedirle que haga una cara de monstro o de payaso con fruta o verduras picadas. Es más probable que los niños que son delicados para comer quieran probar diferentes comidas si ellos son parte del proceso de preparar la comida.

Jueguen Lotería en el supermercado. Dele a su hijo una carta de “lotería” con fotos de 10 de las comidas que tienen que comprar. Cada vez que encuentren una cosa de su lista, pueden marcar la foto con una raya. Cuando hayan encontrado todas las comidas de su carta, deje que escojan una comida saludable que les gusta, tal como una manzana o una bolsita de puree de fruta.

Coman pizza del plastilina. Solo juego, pero mientras usted este cocinando, saque la plastilina y pídale a su hijo que ellos “cocinen” la cena. Deje que le tomen la orden y luego platique con ellos mientras que ellos moldan la plastilina. Esto los entretiene mientras que usted tiene las manos libres para poder cocinar.

Incorporando juegos a nuestras actividades diarias nos permite hacer todos los quehaceres que tenemos que hacer, y a la vez pasar tiempo con nuestros hijos.

¿Usted como incorpora tiempo interactivo para jugar en el día de su hijo?

Deja un comentario