warm child

¿Su Hijo Esta lo Suficiente Abrigado?

Escrito por: Stephanie Shabangu, Penfield Children’s Center

Una de las actividades invernales más divertidas para los niños es salir a jugar afuera. Pisar en la nieve recién caída y hacer monos de nieve pueden ser buenas maneras de tomar el aire fresco y hacer ejercicio durante los largos meses de invierno. Antes de que su pequeño salga, asegure de ponerle la ropa apropiada para mantenerlo calientito y evitar congelación. Preste atención particular a los niños pequeños porque quizá no reconozcan cuando están demasiado fríos.

Los siguientes consejos son importantes para ayudar a mantener a los niños calientitos durante este invierno:

  • Capas, capas, y más capas; son fáciles de ponerse y también de quitar. Empiece con una camiseta de algodón, luego una sudadera, y encima un abrigo calientito de invierno. Gorras con un forro suave de vellón ofrecen un poco más calor, y guantes y botas resistentes al agua para mantener a las manos y los pies secos de la nieve fría y mojada.
  • Pausen para entrar del frio. Permitir que su hijo pase tiempo prolongado afuera cuando el clima está demasiado frio puede ser peligroso. Los niños seguido se están divirtiendo tanto que no se dan cuenta de lo frio que se sienten sus cuerpos. Pausar para una merienda (¡puntos extra si es una taza de chocolate caliente!) le permite a su hijo tiempo para comer algo y calentarse las manos y los pies. También puede ser buena oportunidad para meter ropa mojada en la secadora antes de que salga a jugar. Asegure de también revisar sus calcetines para estar seguro que estén lo suficiente de gruesos y que no se hayan mojado con la nieve.
  • Preste atención al cuello y las manos de su hijo mientras juega. Si están frías, póngale otra capa de ropa.
  • ¿Tiene un bebe a quien le gusta jugar afuera? Pasar tiempo en la nieve puede ser una buena actividad sensorial para su pequeño. Sin embargo, tenga en mente que los bebes no generan tanta energía ni tienen la misma cantidad de grasa corporal que los niños más grandes. Por esa razón, pueden resfriarse más rápidamente y necesitan más capas que sus hermanos mayores.

Lo más importante es estar consciente de cómo usted, el adulto, se siente. Si tiene frio, lo más probable es que su hijo también lo tenga.

Una preocupación común para los padres es la habilidad de vestir a sus hijos con la ropa apropiada para el invierno. ¿Su hijo se queja cuando le dicen que se ponga el abrigo o una gorra? Si es así, guie con su ejemplo. Demuestre como se abriga y enséñele a su hijo como se pone su equipo de invierno.

Por último, cuando viaje durante los meses fríos, tome pasos para mantener a su hijo arropado, pero seguro en su asiento de carro. No le ponga abrigo grueso o traje de nieve a su hijo cuando este viajando en su asiento de carro. Mejor vístalo en una chamarra calientita bien ajustada y tápelo con una cobija de vellón (sobre la hebilla de su asiento) si está muy frio.

¿Tiene algunos consejos adicionales para mantener a los niños calientitos cuando salgan a jugar?

Referencia:
http://www.savethechildren.org/site/c.8rKLIXMGIpI4E/b.8953697/

Deja un comentario