child with bear

¿Conoces 3 tipos de cáncer infantil y sus signos?

Por: Donald J. Beno, MD

Muchos de nosotros conocemos a alguien que ha sido diagnosticado con cáncer. A pesar de los avances en el éxito del tratamiento, todavía es una noticia difícil de escuchar. Ahora imagínese que la persona que ha sido diagnosticada con cáncer es su hijo.

Cada año, alrededor de 15.700 padres oyen que su hijo tiene cáncer. Todos los días, 43 niños son diagnosticados con cáncer. La edad promedio del diagnóstico es seis.

Más de 40.000 niños se someten a tratamiento contra el cáncer cada año. Hay 375.000 adultos sobrevivientes de cáncer infantil en los EE. UU.

Los niños pueden contraer cáncer en las mismas partes del cuerpo que los adultos. Sin embargo, una diferencia con el cáncer infantil es que puede ocurrir de repente, sin síntomas tempranos. Y los cánceres infantiles tienen una alta tasa de curación.

El cáncer ocurre cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer fuera de control. Las células en cualquier parte del cuerpo pueden volverse cancerosas.

Los cánceres infantiles generalmente son uno de tres tipos:

• Leucemia – cáncer de sangre

La leucemia es un cáncer que se origina en la médula ósea – el tejido blando dentro de nuestros huesos donde se produce la sangre. La leucemia comienza en las células formadoras de sangre, con mayor frecuencia en los glóbulos blancos. Las células formadoras de sangre pueden convertirse en células de leucemia. Cuando esto sucede, las células leucémicas ya no maduran normalmente. Podrían reproducirse rápidamente y no morir cuando deberían.

Estas células pueden acumularse en la médula ósea y desplazar a las células normales. Luego pueden derramarse en el torrente sanguíneo con bastante rapidez.

Desde allí pueden migrar a otras partes del cuerpo, como los ganglios linfáticos y el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal), y evitar que las células hagan su trabajo.

La leucemia es el cáncer infantil más común.

• Linfoma – cáncer del sistema inmune

El sistema de defensa del cuerpo es el sistema inmune. Con el linfoma, algunas de las células del sistema inmune no funcionan correctamente para proteger el cuerpo.

Estas células cancerosas desplazan a las células sanas del sistema inmunitario.

Hay dos tipos de linfoma: enfermedad de Hodgkin (o linfoma de Hodgkin) y linfoma no Hodgkin.

• Tumores sólidos – cáncer de órganos, huesos o tejidos

Un tumor se forma cuando las células cancerosas se agrupan. Los tumores se pueden formar en varios lugares del cuerpo, como el cerebro, los riñones, el hígado, los ojos y los huesos. Al igual que con otros cánceres, las células enfermas desplazan a las células sanas y les impiden hacer el trabajo que están destinadas a hacer.

Afortunadamente, se han logrado grandes avances en los tratamientos contra el cáncer infantil, y las tasas de supervivencia son mejores que hace una generación.

La clave del éxito del tratamiento del cáncer es la detección temprana. Los chequeos regulares con su profesional de la salud son útiles. Y los padres, familiares y profesionales de la salud deben estar atentos a signos o síntomas inusuales que no desaparecen, como:
• Un bulto o hinchazón inusual
• Palidez inexplicable y pérdida de energía
• Moretones con facilidad
• Un dolor continuo en un área del cuerpo
• Cojeando
• Fiebre o enfermedad inexplicable que no desaparece
• Dolores de cabeza frecuentes, a menudo con vómitos
• Cambios repentinos en el ojo o la visión
• Pérdida de peso repentina e inexplicable

Tenga en cuenta que los síntomas similares pueden ser causados por afecciones no relacionadas con el cáncer. Si tiene alguna pregunta sobre este tipo de síntomas, visite a su profesional de la salud con su hijo a la brevedad.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer

Deja un comentario