Maneras de Ayudar a su Niño con Sobrepeso a Obtener Buena Salud

Por: Soniya G. Shah, DO, Aurora Health Care

Si ocurriera algo que causara daño real a uno de cada tres de nuestros niños, todos estaríamos bastante alarmados, ¿verdad? Bueno, la verdad es que algo dañino está sucediendo ahora. Ese algo es la obesidad infantil. Uno de cada tres niños ahora tiene sobrepeso o es obeso.

¿Cómo Definimos la Obesidad?
La obesidad es diferente a tener sobrepeso. La obesidad es tener demasiada grasa corporal. El término sobrepeso se refiere a una persona que pesa demasiado.
Tener sobrepeso u obesidad se determina en función del peso del niño en comparación con la altura. El índice de masa corporal (IMC) es un cálculo que nos proporciona una medición fácil de entender que nos dice si estamos en una categoría saludable de peso/altura. Lo mejor es usar una calculadora de IMC diseñada para niños y adolescentes. Nota: No usamos el IMC para bebés y niños pequeños.

Con la calculadora de IMC en el enlace de arriba, ingresará datos sobre la edad, la estatura y el sexo de su hijo. La calculadora mostrará el IMC de su hijo y le explicará en qué categoría de IMC esta su hijo. Estas son las categorías comúnmente aceptadas para los IMC de la infancia.
• Bajo peso- IMC por debajo del percentil 5 (esto significa que solo el 5 por ciento de los niños de la misma estatura y edad pesan menos)
• Peso normal- IMC en el quinto y menor que el percentil 85 en cuanto a edad y altura.
• Sobrepeso- IMC por encima del percentil 85 y por debajo del percentil 95 (esto significa que un niño pesa más del 85 al 95 por ciento de los niños de la misma altura y edad)
• Obeso- IMC igual o superior al percentil 95 (lo que significa que un niño pesa más del 95 por ciento de los niños de la misma estatura, edad y sexo)

Tenga en cuenta que el IMC es un buen indicador de la grasa corporal, pero no es una medida real. Tiene sus limitaciones. Por ejemplo, el IMC de una persona musculosa puede ser más alto, pero el IMC de esa persona refleja un músculo sano en lugar de una grasa no saludable, por lo que el IMC alto puede ser bastante saludable. Además, el rápido crecimiento de un niño durante la pubertad puede hacer que el IMC sea más difícil de interpretar.

Si tiene alguna pregunta o preocupación sobre el peso de su hijo, consulte a su proveedor de salud médica para obtener una guía personalizada.

¿Qué problemas médicos están relacionados con la obesidad?
Al igual que con los adultos, la obesidad contribuye a una serie de problemas de salud.
• Depresión. En niños esto puede no diagnosticarse o tratarse si se pasa por alto como cambios emocionales normales de la infancia.
• Falta de aliento. Esto puede dificultar la actividad física, el ejercicio y los deportes. La dificultad para respirar puede aumentar las posibilidades de desarrollar asma o empeorarla.
• Factores de riesgo cardiovascular. La presión arterial alta, el colesterol alto, los niveles anormales de lípidos en la sangre, la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 pueden provocar problemas médicos como enfermedades del corazón, insuficiencia cardíaca y derrame cerebral más adelante en la vida.
• Problemas de dolor de huesos y articulaciones.
• Problemas de sueño, como apnea obstructiva del sueño. Con esta condición, el exceso de tejido adiposo puede obstruir las vías respiratorias del niño. Durante el sueño, las vías respiratorias superiores pueden bloquearse parcial o completamente. Esto hace que el diafragma y los músculos del pecho del niño trabajen más para garantizar el oxígeno adecuado. El esfuerzo puede dar como resultado un ronquido, jadeo o bufido. Una persona con apnea del sueño puede no ser consciente del problema, pero es probable que no duerma bien.
• Enfermedad del hígado o de la vesícula biliar. La vesícula biliar es un saco pequeño debajo de su hígado. Almacena la bilis producida por el hígado y luego la pasa a los intestinos para ayudar a digerir las grasas. La inflamación es un problema común de la vesícula biliar. La inflamación puede ser causada por cálculos biliares dolorosos que bloquean los conductos.
• Las niñas con sobrepeso pueden tener ciclos menstruales irregulares y problemas de fertilidad en la adultez. Otro elemento físico y emocional que puede afectar a los niños con sobrepeso es que tienden a ser más altos y sexualmente maduros que otros de su edad. Algunas personas pueden esperar que actúen más maduramente. Esto puede crear presiones indebidas en un niño.

¿Cómo Podemos Ayudar a Nuestros Hijos a Adoptar un Estilo de Vida Saludable?El primer paso es que usted mismo viva saludablemente. Los hijos de padres con sobrepeso u obesos también tienen mayores probabilidades de presentar problemas de peso. Al ayudar a su hijo, también se ayudará a sí mismo.
• Desayune todos los días. El mejor desayuno es bajo en azúcar y alto en proteínas, lo que ayuda a los niños a sentirse llenos por más tiempo. Un desayuno bajo en azúcar también les ayuda a evitar la baja de azúcar a media mañana que puede causar problemas de enfoque y aprendizaje. Buenas opciones de desayuno incluyen avena, yogur griego, plátanos, mantequilla de almendras, arándanos, fresas, frambuesas, kiwi o cereales (con al menos 5 gramos de fibra y menos de 5 gramos de azúcar).
• Sirva más frutas y verduras en las comidas y para los refrigerios. (Consulte la lista de frutas arriba para obtener ideas. Si tiene jugos, haga elecciones sabias de jugo).
• Reduzca el consumo de refrescos y refrigerios altos en grasa y calorías. Si normalmente compra suficientes bocadillos para cada día de la semana, la próxima semana compre por menos días y tenga buenas frutas en esos días (consulte la lista de frutas que se encuentra arriba). Luego, cada semana reduzca aún más la compra de bocadillos. Tenga cuidado de no ser demasiado restrictivo con los dulces. Si los dulces se niegan por completo cuando los niños están acostumbrados a tenerlos cerca, pueden rebelarse y comer más cuando tienen la oportunidad o esconder dulces por su cuenta. La transición a hábitos de alimentación más saludables no tiene que suceder de la noche a la mañana.
• No use comida como recompensa. En su lugar, considere jugar su juego favorito, ir a un parque, ir a la biblioteca para sacar un buen libro o película, o pasar un poco más de tiempo de calidad con su hijo haciendo lo que a él/ella le gusta.
• Olvídese del club de plato limpio. Por supuesto, los niños deben comer frutas y verduras, pero si los niños están satisfechos con la cantidad que han comido, no los obligue a seguir comiendo. Solo deben comer cuando tienen hambre, y los padres deben estar al tanto de las señales de hambre de los niños.
• Coma comida rápida con menos frecuencia. Haga que el preparar una buena comida en casa o incluso un picnic sea un asunto familiar.

Muévanse

Estar activo es otro elemento importante de la salud de toda su familia. Se recomienda que los niños estén activos alrededor de 60 minutos al día. No tiene que ser todo de una vez. Explore actividades con su hijo para ver qué es lo que más le gusta. Pregunte si tienen juegos que les gustan que jueguen en la escuela. Algunos podrían ser divertidos de hacer en casa. Mientras sus hijos se están moviendo, planee moverse también.

Toda la familia puede beneficiarse de pasar menos tiempo con pantallas (teléfonos, tabletas, computadoras, televisores) y más tiempo moviéndose. Para obtener más información sobre las buenas maneras de estar activo y el peso adecuado para su hijo, consulte a su proveedor de atención médica. Los hábitos de salud que se establecen en la infancia pueden conducir a una mejor salud para la vida de su hijo.

Deja un comentario