Enfermedad Mental – Cómo Ayudar a su Hijo

Por Kari Walters, LPC-IT, Kohl’s Building Blocks Program en Penfield Children’s Center

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), 1 de cada 7 niños de 2 a 8 años de edad tiene un trastorno mental, de comportamiento o de desarrollo. El creer que el comportamiento de un niño es simplemente una parte de su personalidad o que simplemente tiene un temperamento difícil o un período de atención corto puede dificultar a los padres reconocer que su hijo tiene una enfermedad mental. Si bien esto es cierto para algunos niños, otros pueden tener una condición de salud mental subyacente que, si no se trata, podría tener efectos que duren toda la vida.

También puede ser común que los padres se preocupen por el estigma cuando deciden si desean o no buscar servicios de salud mental para sus hijos. ¿Pensarán mis amigos y mi familia que no puedo controlar a mi hijo? ¿Se burlarán del niño en la escuela si otros lo descubren?

Es importante no solo mantenerse al día con la salud física de su hijo, sino también con la salud mental. Si bien nunca es demasiado tarde para buscar tratamiento para los trastornos de salud mental, la intervención temprana puede abordar problemas en el desarrollo de un niño para ayudar a prevenir problemas graves de salud mental en el futuro.

Condiciones de salud mental en los niños:

Si bien los niños y los adultos pueden desarrollar los mismos tipos de trastornos de salud mental, a menudo se presentan de manera diferente. Algunas de estas condiciones incluyen:

  • Trastornos del estado de ánimo: los trastornos bipolares, de personalidad límite y depresión son todos ejemplos de trastornos del estado de ánimo. Aunque la mayoría de estos trastornos no pueden ser diagnosticados oficialmente hasta que un niño tenga al menos seis años o más, los comportamientos tales como cambios de humor extremos, rabietas persistentes y largos períodos de tristeza pueden indicar que se debe evaluar un trastorno del estado de ánimo en el futuro.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): los niños con TDAH a menudo exhiben conductas impulsivas y tienen dificultades para concentrarse. También pueden ser hiperactivos y tener dificultades en la escuela.
  • Trastorno del espectro autista: la mayoría de los niños con esta afección reciben el diagnóstico antes de los 3 años de edad. Los síntomas pueden incluir: incapacidad para hacer contacto visual, no responder a su nombre a los 12 meses de edad, retraso en el habla, reacciones no típicas a los sonidos , gustos y texturas.

Los anteriores son solo algunos ejemplos de problemas de salud mental. Si le preocupa el comportamiento de su hijo, consulte al médico o al especialista en salud mental de su hijo para que le proporcione un diagnóstico preciso.

Si a su hijo se le diagnostica una afección de salud mental, es importante recordar que aún puede llevar una vida muy típica y saludable y que el niño no está solo.

Tipos de ayuda disponibles:

  • La psicoterapia / consejería o “terapia de conversación” le permite a su hijo hablar con un proveedor de atención de salud mental y aprender sobre los sentimientos, pensamientos y comportamientos del niño. Es común que el proveedor enseñe al niño a calmarse en situaciones incómodas, a pedir ayuda de manera positiva y a usar habilidades enfrentar situaciones difíciles saludables, como respirar profundamente o abrazar un elemento que el niño encuentre reconfortante.
  • La terapia familiar es otra opción y le enseña a toda la unidad familiar cómo apoyar al niño y a los demás. Los miembros de la familia pueden comprender mejor la enfermedad mental del niño, ya que pueden creer que el niño es simplemente “malo”. La terapia familiar también es útil porque permite que todos estén en la misma página al establecer los límites similares para que el niño no esté recibiendo comentarios mixtos de cada persona.
  • Los medicamentos como los antidepresivos, el estabilizador del humor o los estimulantes pueden usarse para tratar a un niño y pueden ser recetados por un psiquiatra o un médico. Los medicamentos se utilizan a menudo en conjunto con la psicoterapia.

Si a su hijo se le diagnostica una enfermedad mental, puede ser útil buscar apoyo. Las sesiones grupales dirigidas por un profesional de la salud mental pueden brindar la oportunidad de discutir inquietudes y recibir comentarios para controlar comportamientos difíciles.

¿Cómo ha ayudado a su hijo a afrontar una enfermedad mental?

 

Referencias
https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/data.html
https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/childrens-health/in-depth/mental-illness-in-children/art-20046577
https://www.nimh.nih.gov/health/publications/children-and-mental-health/index.shtml

Deja un comentario