¡Todo sobre los colores!

Por: Tina Yang, maestra de Early Head Start, Penfield Children’s Center

Para los niños que inician su aprendizaje, las actividades de clasificación son una excelente manera de ayudarlos a aprender sobre los colores. Estas cinco lecciones también enseñan sobre formas, texturas y ayudan a aumentar las habilidades motoras finas.

Bolsitas de frijol y tarjetas de colores:

Llene un recipiente pequeño con bolsas de frijoles de colores sólidos. Los colores primarios (rojo, amarillo, azul) y secundarios (morado, naranja, verde) son los que funcionan mejor porque es fácil encontrar papel que sea similar a esos colores.

A continuación, coloque los papeles de color en el suelo. Pídale a su hijo que coloque la misma bolsa de frijoles de color en el mismo pedazo de papel de color. Además de aprender los nombres de cada color, esto ayuda a su hijo a contrastar los diferentes colores y encontrar «coincidencias» para ver sus similitudes.

También puede hacer que su hijo coloque juguetes de colores sólidos en cada pedazo de papel. Una pelota de baloncesto se puede combinar con el papel naranja y un animal de peluche Elmo se puede colocar sobre una hoja de papel roja.

Arcoíris de cereales de Fruitloop:

En una hoja blanca de papel, dibuje un arco iris para su hijo, usando marcadores de diferentes colores. Vierta Fruitloops en un tazón y haga que su hijo pegue los Fruitloops rojos en la línea roja, los Fruitloops naranjas en la línea naranja, etc.

Prepare una comida colorida atractiva para niños:

¡Prepare un plato de arcoíris! Las rebanadas de manzana roja, zanahorias naranjas, macarrones con queso amarillo, uvas verdes y arándanos son excelentes opciones. Pídale a su niño que nombre todos los colores en su plato antes de que se los coma.

Haga un batidor de pompón:

Rellene un batidor de alambre con bolas de pompones de diferentes colores. Haga que su hijo saque los pompones uno por uno y los clasifique por color. Asegúrese  de vigilar a los niños pequeños para que no se pongan los pompones en la boca. El permitir que su hijo saque los pompones fortalece el agarre de pinza y también aumenta las habilidades motoras finas.

Cree coloridos collares de pasta:

Primero, llene bolsas de plástico individuales con pasta sin cocer. Agregue una cucharada de pintura a base de agua a cada bolsa y agite para que la pintura cubra todos los fideos. Vierta los fideos en una bandeja para hornear para que se sequen durante la noche y luego enlace coloridos  collares con su hijo. Esta es también una gran actividad para enseñar sobre patrones.

Todas estas actividades pueden enseñarle a un niño sobre los colores, pero la clave es también discutir los nombres de los colores a medida que creas. Pregúntele a su hijo sobre su color favorito y cómo cada color lo hace sentir. ¿El amarillo lo hace feliz? ¿El azul lo relaja? ¡Hablar sobre el significado de cada color puede ayudarlo a conocer a su hijo aún más! Estos divertidos proyectos también prepararán a su hijo que inicia su aprendizaje para el jardín de niños y promover su amor por el arte.

¿Qué coloridas artesanías disfruta crear usted con su hijo?

Deja un comentario