Fortaleciendo la Familia

Por Stephanie Shabangu, Penfield Children’s Center

Según fiveforfamilies.org, existen “5 fortalezas” que pueden ayudar a las familias a sobrellevar las pruebas y tribulaciones de la vida. Estas «fortalezas» incluyen ayudar a los niños a comprender sus sentimientos, aprender a criar a sus hijos a medida que los niños crecen y cambian, establecer conexiones con los demás, trabajar en la fuerza interior y aprender cómo pedir ayuda cuando sea necesario.

Al incorporar estas 5 fortalezas en su vida diaria, los padres pueden sentirse apoyados dentro de sus comunidades y criar hijos más fuertes y resilientes.

¿Cómo pueden los padres incorporar estas 5 fortalezas?

 Ayudar a los niños a comprender sus sentimientos: La salud de su hijo va más allá de la buena salud física. También es importante vigilar la salud mental de su hijo. Ayúdelo a entender sus sentimientos y a superar los problemas de comportamiento juntos. Cuando un niño se siente seguro de expresar sus sentimientos, desarrolla confianza en su capacidad para resolver problemas, comparte los problemas que tiene en la escuela, habla sobre el acoso escolar y confía en usted como confidente.

Aprender a ser padres a medida que los niños crecen y cambian: A medida que los niños crecen, pasan por muchas fases y etapas. Puede parecer que una vez que domine los desafíos de cierta edad y se sienta confiado en su crianza, surgen nuevos desafíos, ¡porque es verdad! Es importante establecer expectativas realistas y celebrar comportamientos positivos de su hijo, mientras que usted se mantiene calmado cuando las cosas no son tan fáciles.

Estableciendo conexiones con otros: Es posible que haya escuchado “Se necesita una aldea para criar a un niño”. ¿Cómo se siente al respecto? Así como a usted le gustaría estar con su hijo en cada paso del camino, a medida que los niños crecen, los padres pronto se dan cuenta de que muchas otras personas interactuarán con el niño a diario. Amigos de la escuela, maestros y otros miembros de la familia pueden hacer conexiones con su hijo. Modelar conexiones sociales para su hijo lo alienta a desarrollar relaciones sanas propias.

Trabajando en la fuerza interior: Recuerde ser flexible y mantenerse fuerte. La paternidad está llena de factores estresantes, como bebés que gritan, niños pequeños que ponen a prueba su paciencia, niños que desobedecen descaradamente y adolescentes que toman decisiones irresponsables. En lugar de reaccionar inmediatamente ante una situación desagradable, cuente hasta 10 o salga de la habitación antes de gritar. Además, cuídese. Mientras que encontrar tiempo para hacer ejercicio, comer bien y disfrutar de un pasatiempo favorito puede ser difícil, es importante que se dé tiempo para recargarse para que pueda ser el mejor padre para su hijo.

Aprender a pedir ayuda: Pedir y aceptar ayuda nunca es fácil, pero es esencial para mantener a su familia fuerte. Conozca los recursos disponibles para su familia y conviértase en un defensor de sus hijos. ¿Está luchando por poner comida en la mesa, vestir a sus hijos o asegurar una vivienda adecuada? O, ¿se siente financieramente seguro, pero necesita un oído atento? El pedir ayuda en tiempos difíciles no lo debilita; en su lugar, permite a los padres hacerse cargo de las necesidades de su familia y les muestra a los niños cómo buscar ayuda y consejos de una manera positiva.

Incorporar las 5 fortalezas en la vida de su familia ayudará a cada miembro a apoyarse mutuamente, a convertirse en individuos fuertes y aprender a ayudar a otros en necesidad.

¿Cómo incorpora usted estas fortalezas en su vida diaria?

Referencia:

Home

Deja un comentario