Es típico y apropiado en el desarrollo que niños sientan estrés o ansiedad cuando están separados de sus padres. Cuando niños son pequeños, sus padres son su base seguro y es difícil que ellos entiendan que, cuando se dejan en el cuidado de una persona diferente, su padre regresara.

Esto es especialmente cierto si es la primera vez que el padre va dejar al niño por un periodo de tiempo más largo, como en la guardería de niños o en la escuela. Los niños pueden llorar, retirarse de los demás, o ser agresivos con otras personas. Niños necesitan tiempo para ajustarse a situaciones nuevas donde se separan de los padres. Esto puede tardarse más en unos niños que en otros.

Haciendo la transición cuando su hijo vaya a separarse de usted
El tiempo ha llegado para que su bebe o niño pequeño empiece guardería de niños o la escuela. Muchas preguntas pueden pasar por su mente. Respire profundo y recuerde que el cambio es difícil para todos y que es natural que usted quiera lo mejor para su hijo. Hay unas aproximaciones prácticas para hacer la transición lo más libre de estrés posible para toda la familia.

Prepare su proveedor de cuidado de niños/ maestro
Ofrezca información de las rutinas diarias y cualquier otra cosa que usted piense que el proveedor debería saber para poder ofrecer el mejor cuidado posible a su hijo (por ejemplo, que tan difícil se le hace a su hijo aceptar cambios en la rutina diaria, cuales técnicas funcionan mejor para calmarlo, etc.).

Prepare a su hijo
Permita que su hijo tenga un objeto durante la transición, que también se conoce como un objeto de consuelo. Esto puede ayudar que la transición entre el hogar y el cuidado de niños o escuela sea más fácil. Si su hijo tiene una cobija preferida o un mono de peluche, puede sentir alivio al saber que tiene ese amigo especial que puede abrazar si se siente solo o con miedo. Su hijo puede elegir llevar una foto de usted o algo que le pertenezca a usted con él. También pueden desarrollar una ritual de despedida. Esto puede ser un apretón de mano secreto que solo se usa cuando su hijo se va a quedar en otro lugar o una palabra especial que le asegura a su hijo que usted regresara.

Decir adiós
Sus intentos de asegurarle a su hijo que está en buenas manos será en vano si su lenguaje corporal y voz le indican que usted también se siente inseguro y ansioso. Deje a su hijo con el mensaje que usted se siente completamente con confianza en su nuevo cuidado de niños o escuela y que anticipa escuchar como estuvo su día cuando lo recoja después del trabajo.
Mantenga sus despedidas breves: Tenga una sonrisa en la cara, aun si su hijo está llorando, y asegúrele que usted regresarla al fin del día. Claro, también quiere reconocer los sentimientos de su hijo dejándole saber que usted entiende que es difícil decir adiós (¡y que también lo extrañara!), pero que usted regresara para recogerlo al final de día.

No se desaparezca: Resista la tentación de salir a escondidas el momento que su hijo voltea a otro lado; esto causa problemas más grandes. Ahora que usted se ha ido, su hijo puede concluir correctamente que es probable que se salga a escondidas otra vez. Este temor puede causar que su hijo sea muy apegado – y no solamente en la guardería de niños. También puede afectar la confianza que su hijo tiene en usted.

Pasen tiempos especiales juntos
Estar separado uno del otro es difícil. Aparte tiempo especial en las tardes para actividades o platiquen del día de su hijo si está en la edad de poder hablar. Hable positivamente de su guardería de niños o escuela y asegúrele a su hijo que usted siempre estará ahí para recogerlo.

¿Cuál es la mejor táctica que usted ha usado cuando ha sido enfrentado con ansiedad a causa de separación con su hijo?

Heather Rotolo es la Directora Clínica de la Clínica de Comportamiento en Penfield Children’s Center y una Trabajadora Social Clínica Licenciada. Como la administradora de la Clínica de Comportamiento ella ofrece supervisión y apoyo al personal y colegas en los temas del desarrollo social emocional en niños pequeños.
Sarah Wittmann es una Consejera Profesional Licenciada y ofrece coordinación de servicios en el programa de Nacimiento a Tres Años en Penfield Children’s Center. SU enfoque es en la salud mental y ofrece apoyo extra a los padres y niños con quien ella trabaja.