Su hijo con necesidades especiales tiene 36 meses de edad y usted lo está preparando para la transición de los servicios de Nacimiento a Tres Años a un programa de infancia temprana.

Cuando está investigando los ambientes de la infancia temprana (el hogar, los programas preescolares, o las escuelas públicas), es importante pensar en lo que su hijo debe lograr al final del programa. Mientras cada niño es diferente, a los 6 años su hijo con o sin necesidades especiales debe de tener las siguientes habilidades del comportamiento y debe poder:

• Sentarse en una mesa (por entre tres y cinco minutos)
• Esperar (por lo menos un minuto)
• Obedecer (las instrucciones de un paso)
• Cumplir las transiciones (de una actividad de alta preferencia a una de baja preferencia)
• Tolerar el aburrimiento
• Hablar en voz baja
• Mantener sus manos en su espacio personal
• Realizar una tarea en la mesa
• Tener flexibilidad
• Compartir
• Quedarse cerca de usted

*Las habilidades descritas arriba, junto con unas estrategias para enseñar, son recomendadas por la escritora Alice Belgrade, M.S. Ed, B.C.B.A., L.C.P.C. en su libro “Behavior Skills for School and Life: Teaching Children with Special Needs”, copyright © 2010 Alice Belgrade.

Anecdóticamente, un porcentaje grande de los niños con el síndrome de Down no se gradúan del K5 con estas habilidades de la conducta y la falta de estas habilidades puede desafiar sus éxitos en un salón de clase en el aspecto social y académico. Los padres deben tener en cuenta la importancia de estas habilidades de la conducta si su hijo está bien en el desarrollo o si están trabajando para recuperar terreno y alcanzar las metas apropiadas.

Cuando los padres ponen su atención en enseñar las habilidades del comportamiento junto con la escuela y ambos usan estrategias diseñadas específicamente para ayudar a los niños con los retrasos del desarrollo a aprender, por medio del enfoque de los padres y de la escuela, su niño con el síndrome de Down se recibirá de K5 con la mejor base de las habilidades del comportamiento posible. La Asociación de Wisconsin del Síndrome de Down (the Down Syndrome Association of Wisconsin) ha consultado con los padres y las escuelas más de 100 veces en los últimos dos años específicamente para ayudar con el comportamiento, y las técnicas proveídas por una experta, tal como Alice Belgrade, que ayudan a mejorar el comportamiento en los niños con necesidades especiales proporcionan resultados excelentes. Otro instrumento que Alice Belgrade ofrece es su guía complementaria “Behavior Assessment Screening and Intervention System” (Una Evaluación de la Conducta y un Sistema de Intervención). Aunque este es un instrumento más adecuado para las maestras de la educación especial, es un sistema simple y también es recomendable para los padres. Este instrumento provee estrategias específicas y una metodología de como colectar información que le ayudaría a cualquier experto, como un analista del comportamiento contratado privadamente, a contribuir al desarrollo de un niño si algún desafío que se trata con el comportamiento ocurre.

El libro escrito por Alice Belgrade titulado “Behavior Skills for School and Life” (Las Habilidades del Comportamiento para la Escuela y la Vida) y la guía complementaria “Behavior Assessment Screening and Intervention System” (Una Evaluación de la Conducta y un Sistema de Intervención) se puede comprar directamente de la autora.

¿Usted tiene alguna sugerencia que le ayudó a su hijo con el síndrome de Down a aprender buena conducta?

Ron es el Director Ejecutivo del Down Syndrome Association of Wisconsin (La Asociación de Wisconsin del Síndrome Down) la cual tiene capítulos en Milwaukee, Sheboygan, Green Bay, Appleton, Eau Claire y La Crosse. Ron recibió el Premio de la Beca de la Iniciativa de Transición para el Individuo Excepcional para la Asistencia de las Transiciones de los Miembros Familiares. A Ron lo escogieron para ser parte de la mesa redonda del grupo del gobernador Walker que se encargaba del empleo de las personas con incapacidades en el 2014. Ron es uno de los co-presidentes de la junta consultoría de IRIS (Include, Respect, I Self Direct, o en español, Incluir, Respetar, Yo Me Encargo de Mi Comportamiento) trabajando para ayudar a las personas con incapacidades a vivir independientemente en la comunidad.