Las intimidaciones, o “bullying” en ingles, los actos de causarle daño a otras personas intencionalmente a través del acoso verbal (hacer burlas o llamarles por otros nombres), asalto físico (golpear, patear, y morder) o exclusión social (intencionalmente rechazando a un niño de un grupo) antes eran un problema con cuales padres no tenían que afrontarse hasta los años pre-adolescentes (entre las edades de 10-12). Desafortunadamente, las intimidaciones ahora se están convirtiendo en un problema creciente para estudiantes muy pequeños también. De hecho, unas investigaciones sugieren que el atormentar se ha hecho más común entre niños de 2 a 6 años que los pre-adolescentes y los adolescentes. “Niños pequeños están imitando los comportamientos agresivos que ven en los programas de televisión, en video juegos, y de sus hermanos mayor,” explica Susan Sweaer, Ph.D. y coautora de Bullying Prevention & Intervention (Prevención y Intervención de Intimidaciones).

Si su hijo tiene una discapacidad del aprendizaje o una condición tal como Trastorno de Deficiencia de Atención e Hiperactividad (AD/HD en ingles), puede ser más susceptible a las intimidaciones. Como padre, estar atento y observante es crítico porque los victimas seguido son reacios para reportar las intimidaciones. Si su hijo normalmente tiene dificultad en la escuela o le hacen burla a causa de una discapacidad del aprendizaje, la escuela se puede convertir en un lugar que se siente incomodo o hasta inseguro.

Un niño que es víctima de intimidaciones podría:
• Llegar a la casa de la escuela con ropa que está rota o desacomodada, o con libros dañados. El niño podría tener moretones, cortadas, o rasguños, pero quizá dude en dar una explicación lógica de cómo sucedieron.
• Aparentar tener miedo o no querer ir a la escuela en la mañana.
• Quejarse repetidamente de dolores de cabeza o del estomago.
• Tener sueños malos o llorar cuando está dormido.
• Perder interés en la escuela y pueden bajar sus calificaciones.
• Aparentar estar triste o deprimido, o demostrar cambios de ánimos inesperados, irritabilidad, y/o arrebatos repentinos de enojo.
• Pedir dinero para cumplir con las demandas del intimidor y quizá hasta le robe dinero a los miembros de su familia.

Si su hijo es víctima de intimidaciones:
• Apóyelo y escuche cuidadosamente lo que le reporta de las intimidaciones.
• Tenga simpatía y tome el problema como algo serio.
• Tenga cuidado no reaccionar exageradamente ni muy poco.
• No culpe a su hijo. Cuando un niño finalmente junta la valentía para reportar las intimidaciones, no es apropiado que lo critiquen por haberlo causado o por no manejar la situación correctamente. Por ejemplo, no le pregunte, “¿Que hiciste para provocarlo?” Recuerde que su hijo es el que está siendo intimidado, el hogar es su refugio más seguro.
• Espere y permite que su hijo tenga algo de dificultad manejando la victimización.
• Anime a su hijo a seguir hablando con usted sobre la situación y trate de pasar tiempo extra con él.
• Ofrezca apoyo y ánimo constante y dígale que lo quiere seguido.
• Mantenga un ojo cuidadoso en la situación. Si usted siente que la intimidación está seriamente afectando el bienestar y seguridad de su hijo, es importante buscar ayuda profesional de la escuela de su hijo o de otro sistema de apoyo.

¿Su hijo ha pasado por intimidaciones en la escuela? ¿Cómo lo manejo usted?

Amy Bontempo es Gerente de Participación Familiar y Comunitaria en Penfield Children’s Center. Ella supervisa el Educador de Divulgación Comunitario, Coordinador de Voluntarios, Programa de Padres Mentores, y Programas Familiares de cuales Penfield ha albergado más de 60 por año. Ella ha servido en la Junta Directiva de la Down Syndrome Association (DSAW) de Wisconsin desde el 2011 y previamente ha servido en el Comité de Respiro para Voluntarios, para Children’s Service Society, ahora parte de Children’s Hospital of Wisconsin Servicios Comunitarios, y Family Resource Connection del condado de Milwaukee.

Black, Rosemary. “My Kid’s the Bully?” Parenting. Web. 1 November 2013.
< http://www.parenting.com/article/my-kids-the-bully>.

Carpenter, Deborah. “How to Handle Preschool Bullies.” Parenting. Web. 1 November 2013. < http://www.parenting.com/article/how-to-handle-preschool-bullies>.

“Dealing with Bullies.” KidsHealth. Web. 1 November 2013. .

Swearer, Susan M., Dorothy L. Espelage and Scott A. Napolitano. Bullying Prevention and Intervention: Realistic Strategies for Schools. The Guilford Press, 2009. Print.

“What Parents Can Do.” National Crime Prevention Council. 1 November 2013. .