¿Está anticipando salir, pero teme tener que encontrar un cuidador? La decisión de dejar a sus hijos en el cuidado de alguien mas quizá le cause angustia, pero hay pasos que puede tomar para asegurar que usted encuentre un cuidador en quien usted, y sus hijos, pueden confiar. ¡No tema más, aquí hay ayuda para encontrar una niñera!

Planifique con Anticipo
Asegure de permitirse lo suficiente de tiempo para encontrar un cuidador que trabaje bien con su familia. Empiece a buscar un cuidador antes de que lo necesite. Si esta más corto de tiempo, trate de empezar su búsqueda por lo menos una semana antes. También debería de pensar y decidir cuales calidades usted quiere en su cuidador. Hable con compañeros del trabajo y amigos para ver si recomiendan a alguien. Si si, pida los números de teléfono de los cuidadores para poder hacer arreglos para tener una junta con cada uno de los “nominados.”

Hacer una Cita
Una entrevista por teléfono puede funcionar si es necesario, pero el conocer de cara-a-cara a un posible cuidador es lo mejor. Si es posible, invite al cuidador a pasar tiempo conociéndolo a usted y su familia. Tenga a su hijo cerca cuando esta hablando con el cuidador de sus intereses y observe como el cuidador interactúa con ellos.

La Entrevista
Para poder recibir las mejores respuestas, haga preguntas abiertas que requieren más que una o dos palabras para responder. Ponga atención a las respuestas y mantenga en mente que apariencias no son todo y que pueden ser engañosas. Enfóquese en las respuestas del cuidador, no en la manera de como contesta las preguntas (si es tímido o tiene confianza en sí mismo).

Aquí hay buenas preguntas para hacerle:
• ¿Que es tu experiencia previa de trabajo?
• Describe un tiempo donde estuviste en una situación de alto estrés y como lo navegaste. ¿Qué aprendiste de la situación?
• ¿Cuales son unas tácticas que has usado en el pasado para poder conocer más al niño que está bajo tu cuidado?
• ¿Que tipo de acción disciplinario tomarías si un niño no está siguiendo tus instrucciones? (Si el cuidador le redirige esta pregunta a usted y le pregunta cuales son las reglas de su hogar y como navegaría usted esta situación, es buena señal. Demuestra que respeta la manera en cual usted guía su hogar y que tiene la intención de seguir las reglas que usted ha establecido para sus hijos).
Usted podrá reconocer si el cuidador tiene las características que usted, su familia, y sus hijos desean basado en los tipos de preguntas que usted haga.

Sistema de Calificación
El poner un sistema en lugar para calificar cada pregunta es una manera rápida y fácil de llegar a una conclusión. Después de que se conteste cada pregunta, califique la respuesta basado en lo que usted está buscando en un cuidador. “0” representaría “no cumplió” y el 5 significa “perfecto.” Recuerde que las respuestas que den serán reflejo de la persona que es.
Aquí hay unas preguntas para hacerse cuando está determinando una calificación total:
• ¿Piensa en sus pies, por decir, puede hacer decisiones rápidas?
• ¿Jugara con los niños y no solo sentarlos en frente del televisor?
• ¿Aparenta estar muy dependiente en su teléfono celular? ¿Cree que pasara demasiado tiempo mandando mensajes de texto o jugando en el teléfono?
• ¿Entiende que su trabajo es tomar su lugar por una noche y respeta las reglas de su casa lo suficiente para seguirlas cuando usted no esté?

Como Sabe Que ha Encontrado “La Persona”
Cuando haya decidido en un cuidador, debería poner atención a las pistas que pueden indicar si usted ha encontrado la persona correcta para su familia:
• Su hijo habla positivamente del cuidador y de las cosas que hicieron juntos cuando usted no estuvo.
• La casa esta de la manera que estaba cuando usted se fue o mejor (su cuidador puso el esfuerzo extra y lavo los trastes y recogió los juguetes, doblo cobijas, etc.)
• El cuidador le puede dar una buena idea de lo que sucedió esa tarde. Un cuidador atento le podrá dar una descripción de la tarde y contestar cualquier pregunta sin dudas.

¡Cuando haya encontrado el cuidador perfecto, asegure de mantenerlo! Si está contento con los servicios de su cuidador, no niegue elogiarlo en medias sociales, darle una tarjeta por las gracias, o darle una propina. Piense del cuidador como un empleado suyo. Si se encuentra en una situación donde tiene que elegir entre dos trabajos, quiere asegurar que se siente lo suficiente de feliz y apreciado por su familia para elegirlos. Además, animara a su cuidador a seguir haciendo un buen trabajo e ir mas allá para ofrecerle el mejor cuidado posible a sus hijos.

Con un poco de trabajo, ya se encontró un gran cuidador. ¡Disfrute de su tarde fuera de la casa!

¿Ha tenido éxito encontrando el cuidador perfecto? Comparta su experiencia aquí.

Kara Dillenburg es una Maestra de Guardería de Niños en Penfield Children’s Center. Visite penfieldbuildingblocks.org para más artículos, consejos, y videos para familias y educadores.

Referencias:
Kahneman, Daniel. Thinking, Fast and Slow. New York: Farrar, Straus and Giroux, 2011.
Kahneman, Daniel. Thinking, Fast and Slow. New York: Farrar, Straus and Giroux, 2011.