Escrito por: Cristina Moreno, Especialista Bilingüe de Divulgación Comunitaria, Penfield Children’s Center

El 12 de marzo fue el comienzo del horario de verano, o el tiempo de ahorro de luz, y no sé como opinen ustedes, pero yo me empiezo a enfadar del invierno después de que pasan todas las festividades. Así que los primeros días de la primavera son un bienvenido recuerdo que un clima más agradable está por llegar. Aunque la primavera está llena de flores y el fresco olor a lluvia, donde nosotros vivimos el frio tiende persistir, lo cual significa que el clima invernal en veces puede extenderse hasta marzo y abril. Desafortunadamente, esto causa que la primavera se sienta como que paso antes de que tuvo la oportunidad de empezar, así que es fácil menospreciar esta temporada. Las festividades del invierno, los días relajados del verano, y los magníficos olores del otoño fácilmente eclipsan la belleza sencilla de la primavera.  Pero la primavera es mucho más que simplemente un tiempo para limpiar la casa y contar los días hasta las vacaciones del verano. ¡Este año, trate de aprovechar las oportunidades únicas que ofrece esta temporada y celebre la primavera!

  • Siembren un jardín. ¡La jardinería es una buena actividad para animarnos a pasar tiempo afuera y a los niños les encanta ver el fruto de su trabajo cuando crecen sus plantas! Ellos pueden ayudar a sacar hierbas, escoger cuales plantas sembrar, regar, y los niños más grandes hasta pueden ser responsables por plantar y cuidar su propia sección del terreno. ¡También puede hacer un jardín sensorial que incorpora plantas y materiales que captan y estimulan los cinco sentidos! Lea como hacer uno aquí.
  • Investiguen que está en temporada. Aunque algunos mercados de agricultores no empiezan a operar hasta el final de la primavera, hay muchas frutas y verduras frescas de cuales escoger durante esta temporada. Las fresas son una fruta favorita de los niños y están a su punto maduro empezando en abril. Pueden hacer batidos de fresa, bionicos de yogur con fresa, y muchas otras cosas deliciosas que les encantaran a los niños. Deje que su hijo escoja cuales frutas y verduras gustarían probar esta temporada.
  • Hagan un postre divertido. ¡Yo recuerdo que cuando era niña asistí una fiesta de cumpleaños donde hicimos postres de “tierra” que eran deliciosos! Hacer este postre es de lo más fácil, simplemente se sirven galletas de chocolate quebradas sobre un vaso de pudin de chocolate y se adornan con gomitas en forma de lombriz. Lo puede hacer aún más divertido si lo sirve en una miniatura maceta limpia en lugar del vasito tradicional y le pone una flor de imitación limpia. Solo asegure que su hijo quite la flor antes de comerse el pudin.
  • Visiten una granja de animales o un zoológico. El calor del verano nos hace sentir cansados, y los animales también lo sienten. Ir al zoológico o granja de animales en la primavera en lugar del verano puede significar que los animales estarán más activos y es menos probable que las exhibiciones estén cerradas a causa del calor.
  • Coman al aire libre. Empacar unos bocadillos para comer en el parque es mucho más divertido que comer en la casa. También pueden disfrutar de una cena en su jardín cuando esta soleado sin tener que preocuparse de que vaya ver muchas moscas ni sancudos.
  • Aprendan a pasear en bicicleta. ¡Uno de los gran logros de la niñez! La primavera es buen tiempo para animar a su hijo a dejar de usar aparatos electrónicos y disfrutar de jugar afuera de una manera nueva especialmente para “niños grandes”.
  • Hagan canastas para la Pascua. Es divertido recibir una canasta de la Pascua, pero hacer canastas para regalar puede ser igual o hasta más gratificante. Enséñele a su hijo que dar puede ser igual de divertido como recibir y ayúdele a hacer un regalo para sus hermanos u otros familiares. Su canasta puede ser muy sencilla, como unas flores y una tarjeta que ellos dibujaron o unas galletas que ellos ayudaron a hacer. No se tienen que limitar a canastas para la Pascua. Hacer una canasta que expresa buenos deseos para alguien quien está enfermo, o simplemente para demostrar que los tiene en mente, puede ser un lindo gesto para abuelos o amigos.
  • Animen a su equipo favorito de béisbol. Una de mis cosas favoritas de la primavera es el comienzo de la temporada de béisbol. ¡Pónganse playeras o colores de su equipo preferido, lleven chamarras ligeras, y compren unas salchichas, y estarán listos para un día divertido en el parque de béisbol!

 

¿Cuál es su actividad favorita con sus hijos en la primavera?