Escrito por: Cristina Moreno, Penfield Children’s Center

Antes de comenzar quiero decir que esta entrada no tiene nada que ver con el entrenamiento del sueño. El entrenamiento del sueño es una práctica que le ayuda a su hijo acostumbrarse a dormir durante la noche, lo cual en mi ingenuidad pensé sería fácil de hacer. Unas nalgaditas tiernas, un breve llanto dormilón mientras lo cuido a una distancia segura y él aprende a dormirse de nuevo, y él estaría “entrenado del sueño” en una semana, dos cuando mucho.

No solo fui pésima en mis intentos del entrenamiento del sueño, pero no me gusto para nada. Claro, me gusto la idea de ayudarle a mi hijo dormir mas por las noches y que el aprendiera como tranquilizarse solo si se llegara a despertar, pero después de 15 minutos de intentar el “método de llorar”, no se cual de los dos estábamos llorando mas. Hay otros métodos del entrenamiento del sueño, pero mi falta de éxito con esos hasta da pena. Con eso en cuenta, no soy demasiado orgullosa como para admitir que le doy de comer a mi hijo hasta que se queda dormido casi cada noche. Dejo que coma hasta que se llene y se queda dormido en paz. No lagrimas, no quejas, solo un sueño bello y tranquilo. Quizá haya escuchado de otras personas que es mala idea darle de comer a su hijo hasta que se duerma, y claro eventualmente él tendrá que aprender a dormirse solo, pero por lo pronto esto funciona y él está feliz, y eso es lo suficiente para mí.

A pesar de no tener éxito con el entrenamiento del sueño, al “ajustar” su reloj interno, he logrado que ambos podamos tener una buena rutina a la hora de dormir para poder descansar. ¿Su hijo duerme mucho durante el día pero está despierto y quiere jugar en la noche? ¿Se le está haciendo difícil sacarlo del patrón de siestas y comidas a todas horas como si fuera recién nacido? Si es así, es posible que el reloj interno de su hijo aun no haya reconocido que el día es para jugar y que debería de estar durmiendo más en las noches. Los recién nacidos necesitan cuidados más frecuentes, pero tienden dormirse de nuevo rápidamente, el problema comienza cuando los bebes crecen y empiezan a incluir tiempo para jugar en sus rutinas. Cuando mi hijo comenzó a querer estar despierto por periodos más largos entre noche, lo cual coincidió con el tiempo que yo iba a regresar al trabajo, sabía que tendría que hacer unos ajustes para que yo pudiera funcionar y para que los dos pudiéramos descansar. Mi meta era, primero, mantenerlo dormido por tiempos más largos entre noche, y segundo, ayudarlo a dormirse lo más pronto posible cuando si se despertara.  Aquí hay unos trucos que yo encontré que nos ayudaron:

  • Crea el ambiente – ¡Es importante tener un ambiente relajante cuando es hora de dormir, pero es igual de importante que le entre luz al cuarto durante el día para que el bebe sepa cuándo es tiempo de estar despierto y activo! La primera vez que escuche mencionar el reloj interno de un bebe fue cuando estábamos buscando un color para pintar su cuarto. Yo quería algo calmante que sería agradable para su vista, pero me recomendaron que evitara colores oscuros por que podrían causar que él confundiera los horarios si el cuarto siempre se sentía como si fuera de noche. Otras cosas que deberían de considerar es cuanta luz le entra por las ventanas y cuanta luz se usa cuando le da de comer o le cambia el pañal en la noche. Yo trato de no prender luces adicionales cuando mi hijo se despierta entre noche para evitar estimularlo.
  • ¡No interactué! – Hablando de estimular, nada despierta a un bebe mas rápido que escuchar la voz de su mama o papa, por eso trato de limitar cuanta interacción tenemos en la noche. Después de que lo acuesto a dormir en las tardes, evito hacer contacto visual o hablarle si se despierta para comer o si le cambio el pañal. Esto puede parecer un poco frio, pero el no interactuar con su bebe no significa que lo esté ignorando. Aun está cumpliendo con sus necesidades de cuidado y consuelo, solo está ajustando su comportamiento para ayudarlo a dormirse de nuevo más fácilmente. Asegure que todos estén de acuerdo en cómo van a limitar interacciones entre noche. Ha habido más de una ocasión en cual mi esposo le habla a nuestro hijo cuando se despierta para consolarlo, y me deja con un bebe a quien se le ha volado el sueño a media noche.
  • Sepa cuando cambiar la rutina. – Tener una rutina para dormir y comer ayudo mucho al principio, pero al rededor de los tres meses, mi hijo empezó a querer comer seguido en las tardes. Comía normalmente durante el resto del día, cada 3 a 4 horas como lo había hecho desde que estaba en la UCIN, pero parecía que estuviera muriéndose de hambre en las tardes y quería comer cada hora. Estas comidas pegadas en la tarde, las cuales ya ha dejado de hacer, ayudaron para que él se sintiera mas lleno por más tiempo y ahora podemos pasar la mayoría de la noche sin tener que despertar a comer.
  • Use pañal más grande. – Unas de las conversaciones más fuertes que he encontrado en los sitios de padres sobre la red han sido relacionadas a si se deben de cambiar los pañales entre noche. Al principio, yo le cambiaba el pañal cada vez que comía, incluyendo en la noche, pero con el tiempo ha obtenido mejor control de su vejiga y no siempre es necesario. Usualmente tiene tanto sueño en la noche que come con los ojos cerrados hasta que se vuelve a dormir, nunca despertándose por completo. Por eso deje de cambiar su pañal entre noche, al menos que estuviera sucio o él estuviera completamente despierto. Cerca de cuando tenía seis meses, empezó a mojar mas los pañales y seguido se le salía. Aunque en veces puedo cambiarle el pañal cuando esta medio dormido sin molestarlo, el tener que cambiarlo de pañal y piyama es seguro que resulte en un bebe enojado. Yo empecé a ponerle un pañal en una talla más grande a la hora de dormir, pero también pueden encontrar pañales especiales para la noche. Quizá esto no funcione para su hijo si le salen ronchas del pañal fácilmente, y quizá quiera hablar con el pediatra de su hijo si se siente inseguro de no cambiarle el pañal en las noches.

Mis métodos no son de lo más científico pero han funcionado bien para nosotros. Así que no, mi hijo no se queda dormido solo ni siempre se puede volver a dormir sin ayuda, pero si se llega a despertarse en la noche, usualmente los dos podemos estar dormidos de nuevo dentro de 20 minutos, y para mí eso es un éxito.

¿Como le ha ayudado a su hijo aprender la diferencia entre noche y día?

Para mas información sobre el entrenamiento del sueño puede leer: https://penfieldbuildingblocks.org/2014/09/sleep-training-helping-child-get-bed-stay-asleep/