Morder entre los niños pequeños es una preocupación común para los padres. Comprender por qué los niños muerden es el primer paso para detenerlo.