El meta de la terapia física pediátrica es ayudar a niños poder realizar habilidades de motrices generales, como correr y brincar, y habilidades de movilidad funcional, como subir escalones y moverse en silla de ruedas independientemente.

Terapeutas Físicos Pediátricos trabajan con niños y sus familias para asistir a los niños en lograr su potencial máxima para funcionar independientemente y promover participación activa en el hogar, la escuela, y ambientes comunitarios. Terapeutas físicos usan su conocimiento y experiencia de movimiento y desarrollo para evaluar y tratar a niños para que puedan maximizar su desarrollo de motrices, fuerza, e independencia general. Colaborando con el niño, la familia, otros profesionales del cuidado de salud, guarderías infantiles, escuelas, y cualquier otro individuo que interactúa con el niño, el terapeuta establece intervenciones para asistir y apoyar las necesidades individuas de cada niño.

Terapeutas Físicos Pediátricos verán cómo se mueve un niño, su fuerza muscular, y desarrollo total de las motrices generales durante actividades diarias y cuando juegan. Pueden evaluar como hacen lo siguiente para determinar si se necesita la terapia física:

• Control de la cabeza
• Voltearse de espalda a panza y panza a espalda
• Sentarse/ equilibrio
• Moviéndose en sus manos y rodillas
• Pararse
• Habilidades para caminar y equilibrio

Si tiene experiencia con Terapia Física Pediátrica, por favor compártalo aquí.

Patty Cotter es Terapista Física en Penfield Children’s Center.

APTA. Asociación Americana de Terapia Física. www.apta.org.